domingo, 22 de marzo de 2009

Els racons de la memòria

Este es el último título que Isabel-Clara Simó, recién galardonada con el premio Carmen Vidal Dona de l’Any, ha publicado y tuve la oportunidad de acudir a la presentación en el pueblo de Muro, donde la verdad es que me pareció una mujer divertidísima y de una personalidad fuerte y segura, gran defensora de nuestra cultura y nuestra lengua.
El libro se titula “Els racons de la memòria” porque, según la autora, en él plasma pequeños recuerdos sobre aquellos lugares y aquellas personas que la han marcado a lo largo de su vida y que por tanto guarda en su memoria. Y la verdad es que son eso, pequeños recuerdos, pues a excepción de alguna que otra pincelada a lo largo del texto y de los dos últimos capítulos en los que narra episodios de su vida más personal (la muerte de seres queridos, unas navidades con su familia en Alcoy, las vacaciones de verano...), el relato es más un repaso por la vida cultural y literaria dels Països Catalans desde los años sesenta (pintores, políticos, cantantes, pero sobre todo escritores que la autora ha ido conociendo a lo largo de su vida) que de la vida de la propia Isabel-Clara Simó, aunque evidentemente ella y sus experiencias personales son el hilo conductor de la narración. De hecho, ya en la primera página del prólogo dice que no es de las que escriben su autobiografía porque, entre otras cosas, “la meva vida seria una tabarra insuportable per a qualsevol lector” y porque sería un poco como desnudarse en público. Pero la verdad es que no creo que una biografía de esta mujer fuera un tostón, vista la larga lista de personalidades que ha tenido la suerte de conocer, desde Dalí hasta Jordi Pujol, pasando por nuestro Ovidi, de los cuales cuenta pequeñas anécdotas de una forma amena que permite merendarse el libro en poco tiempo.
A pesar de esto, el resultado es un libro que a mí personalmente me ha decepcionado un poco, pues se queda en la simple anécdota de tal o cual personaje. No llega a mostrar lo que fue el mundillo cultural del momento, a pesar que habla de Fuster, del Figueres de la época y de las tertulias entre gente importante de las letras catalanas, ni tampoco permite al lector llegar hasta la autora. Al final acabas cansándote un poco del listado de nombres que parece que es al final el libro y, por otro lado, también cansa el discurso político que se mantiene a lo largo de toda la narración.
Para quienes conocen al dedillo a los personajes del mundo de la cultura dels Països Catalans y para incondicionales de la autora.

3 comentarios:

#M# dijo...

Ja l'he llegit i és recomanable. Sobretot per aprendre aquelles coses i personatges que per culpa del silenciament de la cultura catalana no es coneixen.

Judith dijo...

La lástima es que no de un paso más y todo quede en la simple anécdota, sin profundizar un poco más en el personaje y en su figura, aunque sí, es una manera de acercarlas al público que no las conoce.

El burro per la finestra dijo...

Cada llibre que treu és més comercial que l'anterior. Malauradament, la Simó s'ha convertit en una màquina de fer diners, no de literatura. I ja cansa això d'editar dos o tres títols a l'any sense cap aportació destacable.