martes, 14 de julio de 2009

Els lluitadors

He de reconocer que Francesc Gisbert era uno de esos autores locales que había ido dejando para más tarde y poco a poco había pasado el tiempo sin leer nada de él. Mi primera incursión en la literatura de este autor fue con su novela "València a cara o creu", reeditada más tarde, según nos dijo Claudellibres, con el título "A la contra", y tal y como ya os conté me pareció una novela realmente divertida, para pasar un rato de lo más entretenido.
Ahora le ha tocado el turno a "Els lluitadors", novela que fue galardonada con el X Premi Enric Valor de Novel·la en valenciano el año 2004, otorgado por la Diputación de Alicante. Y la verdad es que no es para menos. La novela me ha seducido, ya no por la historia en sí, que realmente llega a engancharte, sino, sobre todo, por la ambientación tan bien conseguida del Alcoy, desde principios de los años treinta hasta el final de la Guerra Civil.
La novela nos cuenta, a través de las charlas que mantiene Alicia, una inmigrante argentina, y Estrella, una anciana que hasta la llegada de Alicia vivía sola en una vieja casa de la calle de Sant Bonaventura, las vivencias de Estrella, sus amigos y familiares, desde que era una niña a principios de los años treinta del siglo XX hasta el final de la II Guerra Mundial.
El movimiento obrero, la opulenta vida de los ricos industriales alcoyanos, el ir y venir de los trabajadores en las fábricas, su modo de vida y sus penurias, las elecciones, el Alzamiento, el miedo durante la Guerra Civil, etc., son descritos por Gisbert de manera que el lector es transportado a las calles de aquel Alcoy industrial que hervía de actividad y hace que se mueva entre manifestantes en busca de mejoras sociales y laborales, por el interior de las fábricas con el sonido continuo y rítmico de los telares, por la colonia del Molinar, por los lujosos salones del Círculo Industrial, etc. Además introduce nombres por todos conocidos como Albors, Mataix, Carbonell, Carrasca, Federico García Borrell (más conocido como Taino), Cara Bruta, Joan Valls, Botella Asensi y un largo etcétera de personajes claves del momento.
El logro más importante de esta novela es, a mi modo de ver, el conseguir transmitirnos el ambiente de estos turbulentos períodos de la historia de nuestra ciudad y los sentimientos y necesidades de los hombres y mujeres que los vivieron. Imprescindible su lectura.