sábado, 5 de abril de 2008

Nuestra Capilla de San Miguel

En el año 2001 terminó la restauración de la tradicional Capilla de San Miguel, ubicada en la calle Santa Rita, la cual se encontraba en muy mal estado desde su deterioro durante la Guerra Civil. Para celebrarlo, la Textil Alcoyana decidió editar un catálogo con fotografías de la capilla y de diferentes textos publicados sobre la historia de este pequeño templo, el cual vio la luz en el año 2002.
El resultado es espectacular. Cualquiera que haya tenido el catálogo en sus manos habrá podido comprobado que la impresión de las imágenes es inmejorable. Con una calidad fotográfica única en papel brillante, los colores y las luces de los originales no se pierden en el libro. Cada uno de las pinturas han sido fotografiadas, así como diferentes detalles de la Capilla: púlpito, lámparas, altar mayor y altares laterales... Francamente impresionante.
En cuanto a los textos, se incluyen cuatro artículos, publicados con anterioridad y recogidos para esta ocasión, sobre la historia de este oratorio y del edificio conocido como La Casa de la Bolla, sede del gremio textil y promotor de la capilla en el siglo XVIII, el cual se encuentra adosado a dicha capilla. Los autores, Joel García Pérez, José María Soriano Bellver, Francisco Alcaraz Doménech y Camilo B. Linares, nos hablan de la construcción de la capilla y de la Casa la Bolla a finales del siglo XVIII, la construcción del altar de San Miguel en la nueva iglesia parroquial, también en este siglo, la descripción de las diferentes pinturas y, finalmente, los antiguos gremios textiles y el patronazgo de San Miguel, respectivamente.
Para concluir y poner una nota negativa a esta reseña, totalmente inmerecida, apuntar que se echan de menos en la publicación los planos del edificio, con planta de cruz griega.
Es una verdadera lástima que esta capilla no está abierta al público en general, ya que, como pone en la propia publicación, solamente se encuentra abierta al público durante las celebraciones propias y cuando los asociados de la Textil Alcoyana lo solicitan para acontecimientos familiares tales como bodas, bautizos, comuniones... Desde aquí lanzo esta propuesta, esperando que los responsables la tengan en cuenta y esta pequeña capilla se añada a los otros atractivos turísticos de nuestra ciudad.