sábado, 21 de junio de 2014

El pintor de la Conquesta i la Reial fàbrica de taulells de València.

Hoy vamos a continuar con el último número de la revista Recerques del Museu d'Alcoi, en concreto con el artículo "El pintor de la Conquesta i la Reial fàbrica de taulells de València", de Josep Lluís Cebrián i Molina, quien ha publicado un gran número de manografías y artículos sobre arte valenciano, muchos de los cuales son, concretamente sobre pintura cerámica.
En este interesante artículo Josep Lluís Cebrián realiza un cuidado estudio de diferentes paneles cerámicos, de temática tanto religiosa como costumbrista, y consigue relacionar muchos de ellos con un mismo autor, al cual, aunque no consigue ponerle un nombrey por lo tanto lo bautiza con el nombre ficiticio de Pintor de la Conquesta a raíz de uno de sus trabajos, sí lo ubica trabajando en la Reial fàbrica de taulells de valencia durante el segundo cuarto del siglo XIX.
A lo largo del estudio, el autor hace un análisis de los diferentes paneles que le atribuye a este artista y termina con un catálogo, provisional según palabras del propio Cebrián, de todos los paneles que le atribuye. Son en total 46 panels, de los cuales tres se encuentran en Alcoy y el resto en ciudades como Ontinyent, Valencia, Xàtiva..., e incluso la ciudad francesa de Sèvres. En este catálogo se recoge el título del panel cerámico, su datación si se conoce, la actual ubicación del panel cerámico, cuántas manisas forman el panel i la inscripción que en él aparece; al final del artículo también se pueden ver a todo color las imágenes de estas piezas de museo.
 Este artículo, junto al publicado en el Recerques número 15 en 2006 por el director del Museu Camil Visedo Moltó Josep María Segura (La col·lecció de plafons ceràmics devocionals del Musaeu Arqueològic Municipal Camil Visedo Moltó d'Alcoi), y que ya comenté en Bibliografía Alcoyana en febrero de este mismo año, pone de manifiesto, como ya dije, el valor de este tipo de piezas que hasta hace bien poco no han sido valoradas como debería.
Un buen trabajo, ahora sólo falta que Josep Lluís Cebrián encuentre el verdadero nombre del Pintor de la Conquesta y nos lo presente en futuros artículos.