lunes, 23 de junio de 2014

La guía del visitante. Alcoy.

Por fin ha llegado el verano. Empezó la semana pasada y empieza el tiempo de playa y de montaña, de viajes culturales y de ocio. Desde nuestro Ayuntamiento se han propuesto que Alcoy sea un destino turístico, aunque aun recuerdo que el pasado mes de agosto vi pequeños grupos de turistas por nuestra ciudad, ciudad que por otro lado estaba desierta y con la mayoría de negocios cerrados por vacaciones, y donde la oferta turística era más bien escasa. Al recordar a estos despistados visitantes me he preguntado cómo vinieron a parar a nuestra ciudad, y ya puestos si traerían algún tipo de guía turística y qué tipo de información les habrían proporcionado en la Oficina de Turismo.
Todo esto me ha hecho pensar que hace unos años se publicó una guía turística sobre Alcoy. Se trata de "La guía del visitante. Alcoy", editada, en 2006, y no es ni más ni menos que aquello que anuncia: una típica guía turística a la vieja usanza, como las que los alcoyanos compramos cuando vamos de viaje a París, Madrid, Italia o Londres, pero sobre nuestra ciudad, y donde se recogen los diferentes aspectos de los que el visitante puede disfrutar en Alcoy.
Este trabajo empieza con un pequeño resumen sobre la historia alcoyana, seguida de un apartado en el que se recogen diferentes paseos urbanos que el visitante puede seguir para disfrutar de nuestros monumentos y museos: ruta modernista, ruta medieval, ruta de las cuatro plazas... El siguiente apartado recoge los parajes naturales de nuestro municipio, la Font Roja y Mariola. Las fiestas no podían quedar olvidadas, por lo que también tienen su capítulo, el cual dedica sus páginas a la Trilogía de Sant Jordi y a la Cabalgata de los Reyes Magos, además de al Tirisiti. Ya para acabar, como cualquier guía que se precie, cuenta con un apartado de dónde dormir, dónde comer y qué hacer en Alcoy, tanto en el casco urbano como al aire libre: puenting, gastronomía, compras, actividades culturales, rutas en bicicleta o ir a tomar unas copas por la plaza Gonzalo Cantó.
Como curiosidad, decir que el último capítulo está dedicado a alcoyanos famosos. En mi opinión, creo que es un capítulo que no tendría que aparecer en este tipo de guías, pues ¿cómo serían las guías turísticas de Madrid o Barcelona, por ejemplo, si hicieran lo mismo?
Aunque en general no está mal, creo que tiene varias pegas que podrían haberse mejorado. Por ejemplo, la descripción de algunos monumentos es más bien escasa y carece de datos que informen al visitante de qué está viendo. Además, en la mayoría de ellos no se especifica si son visitables o no y hay una falta total de información sobre los horarios de museos y otros edificios.
Otra problema de esta guía, pero que evidentemente no es culpa de los autores, son los años que han pasado desde su edición, por lo que hay algunas ausencias dramáticas, como el Refugio de Cervantes y el Centro de Interpretación Explora.
Claramente podría mejorar.