lunes, 21 de julio de 2008

Cent anys d'il·lusions

Josep Lluís Peiró, docente murero que ha residido durante muchos años en nuestra ciudad (actualmente y tras su jubilación parece que ha regresado a su Muro natal), ha escrito una importante parte de la historia de Alcoy, la historia del cine, o mejor dicho, de las diferentes salas que existieron a lo largo del siglo XX: Cine Capitol,Teatro Calderón, Cine Colón, Teatro Principal, Cinema Goya, Monterrey, Cine Avenida, etc. Muchas de estas salas, caídas en el olvido por muchos y desconocidas por otros, la mayoría, son recordadas en este trabajo, el cual cuenta con textos de personajes alcoyanos tan relevantes como Isabel-Clara Simó y Mario Silvestre.
Pero lo más relevante de esta publicación es la importantísima colección de los programas de mano que los diferentes cines repartían como publicidad de sus proyecciones entre los espectadores: Lo que el viento se llevó, Ben-Hur, Gilda (una secuencia de esta película es la portada del libro), Recluta con niño, Las minas del rey Salomón, West Side History, Miguel Strogoff, La condesa descalza, Esplendor en la hierba y un largo etcétera son las películas cuyos programas aparecen reproducidos en este libro.
Se trata de un magnífico trabajo de investigación realizado tanto en archivo como en hemeroteca para indagar en las diferentes andaduras de los cines, pues incluye fechas de apertura y cierre de los locales, el nombre de algunas de las películas proyectas, fechas de remodelaciones, el aforo, los propietarios y los gestores, entre otros datos. Tal vez lo más flojo, aunque se trata de una opinión personal, sea la redacción del libro, la cual da una sensación de desorden a la hora de proporcionar los datos, abusa de los listados de películas y en alguna ocasión llega a contar la misma anécdota en dos sitios diferentes del libro y haciendo referencia a dos salas distintas, como es el caso del espectador que expulsa una ventosidad en la parte más interesante de la película de turno.
Pero en general me parece un trabajo de notable alto en el que es una lástima las erratas tipográficas como diferente tipo de fuente (pág. 86), utilización de distintos puntos para la ele geminada, espacios antes de una coma, dobles espacios cuando la tónica general es de uno solo, espacios antes o después de las comillas que hacen que estas aparezcan sueltas, utilización de cursiva para los títulos de las películas que luego deja de utilizarse y más tarde se retoma su uso...