sábado, 24 de octubre de 2009

Las monedas de la República Romana y del Imperio

El pasado mes de septiembre se presentó en sociedad un nuevo libro de sección local. En esta ocasión no hablamos de una monografía que trate sobre la historia de Alcoy o cualquier otro tema sobre nuestra ciudad. Se trata de un tema más amplio y general, la numismática romana desde el siglo IV a.C. hasta el V d.C., aunque el motivo por el cual estamos hablando de él es que uno de los dos autores que han realizado esta obra es alcoyano.
Se trata de Juan Carlos Miró, numismático profesional y vicepresidente de la Asociación Española de Numismáticos Profesionales, el cual regenta una tienda sobre esta ciencia auxiliar en la calle San Nicolás. De hecho, parece que Miró vive la numismática desde su niñez, pues su padre Juan Bautista Miró Agulló, es socio fundador de la Asociación Numismática de Alcoy allá por el año 1949; de hecho es también autor de un libro sobre numismática "El sello moneda de la República", comentado en este blog el 30 de enero de este mismo año. Con estos antecedentes, Juan Carlos Miró es un experto en la materia como lo ha demostrado con su trabajo, junto a Carlos Castán (también numismático profesional, en este caso de Madrid) en el libro que presentamos.
Primero que nada, hay que señalar que con "Las monedas de la República Romana y del Imperio" no estamos hablando de un libro académico, sino que estamos ante un trabajo cuyo objetivo principal es el coleccionismo de monedas, de ahí que todas las piezas que aparecen vengan acompañadas del precio actual en euros en el mercado numismático y de que se incluyan unos apéndices (de los que hablaremos más tarde) muy aptos para esta afición. Pero, ojo, esto no hace que el trabajo realizado por Miró y Castán tenga que ser infravalorado con respecto a otro tipo de estudios sobre monedas romanas, sino que dichos estudios está orientados a lectores distintos y por tanto, hasta cierto punto, los datos son tratados de forma distinta. Una vez aclarado este punto, podemos empezar a hablar del libro en sí.
El libro se divide en dos partes claramente diferenciadas. En la primera parte, de la página 1 a la 168, los autores han incluido, además de la clasificación tradicional de las monedas republicanas, toda una serie de apéndices utilísimos para cualquier numismático (ya sea profesional, aficionado o cualquier persona que empiece en este mundo) a la hora de realizar la catalogación de las monedas romanas. Entre estos muchos apéndices cabe destacar el dedicado al sistema monetario de estos períodos, un índice alfabético de las familias que acuñaron moneda durante la República y otro con las leyendas abreviadas más utilizadas en estas acuñaciones, un índice cronológico y otro alfabético de los emperadores romanos, las abreviaturas con sus significados desarrollados empleadas en las monedas imperiales (talleres monetarios y cecas, emperadores, títulos..), un diccionario numismático para la clasificación de estas piezas antiguas, y finalmente, la bibliografía utilizada.
La segunda parte, la que abarca de la página 169 a la 595 y, por tanto, es la más importante del libro, podemos disfrutar del extenso catálogo de las monedas imperiales, ordenado cronológicamente y donde, en la ficha de cada emperador se incluyen, generalmente, el nombre por el que es conocido, el nombre completo, fechas de nacimiento y muerte, años del comienzo de los títulos, honores y poderes recibidos (muy útil para ubicar las monedas en el año correcto de acuñación), las leyendas más frecuentes que aparecen, las cecas, los tipos de monedas acuñadas durante el reinado del emperador y un resumen histórico del personaje.
Un trabajo realmente espectacular, fruto de un duro trabajo que les habrá llevado mucho tiempo a los autores realizar. A pesar de esta nota tan positiva, simplemente comentar que es una lástima que las más de mil imágenes que hay sean en blanco y negro, pero la verdad es que este punto tampoco es demasiado importante.
Ya para finalizar, decir que me parece un libro realmente relevante para nuestra bibliografía alcoyana y para la numismática en general, a pesar de que sólo se trate de una aproximación a las monedas romanas. Un diez para este trabajo.